selector
Últimos temas
» I hate you with all my soul with The Prime Minister
Vie Feb 05, 2016 2:53 am por Invitado

» Medias verdades o completas mentiras del de arriba
Jue Feb 04, 2016 9:05 pm por Invitado

» Work it hard like it's your profession [Roy Geldof]
Jue Feb 04, 2016 7:10 pm por Invitado

» When concidences happen | Privado; Belladona A.
Jue Feb 04, 2016 4:52 pm por Invitado

» Helios [Evangeline]
Jue Feb 04, 2016 3:22 pm por Invitado

» Wanderlust con Belladona Avery
Jue Feb 04, 2016 2:59 pm por Invitado

» ¿Límites? -Maia S.-
Jue Feb 04, 2016 2:44 pm por Invitado

» Amortentia, Ojitos o Batazo
Jue Feb 04, 2016 10:58 am por Invitado

» Registro Único: Ficha Técnica
Miér Feb 03, 2016 8:22 pm por Invitado


Pasillo de la Planta Baja

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Pasillo de la Planta Baja

Mensaje por Deathly Whims el Jue Ago 21, 2014 12:22 pm



Es un amplio pasillo con pilares de piedra, y que de ellos salen fuego para iluminar el camino a los estudiantes que pasan por allí o que van a sus clases. Es un camino directo a las escaleras movibles, y es muy luminoso a la luz del día.
Deathly Whims
Mensajes :
1306

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pasillo de la Planta Baja

Mensaje por Invitado el Jue Sep 11, 2014 5:19 pm

Una de mis pequeñas incursiones a las cocinas acababa de tener lugar, salita predilecta del castillo para mí, y por supuesto nadie se había percatado. Era una de las habilidades que más había germinado desde que llegara al colegio, seis años atrás, el escabullirme silenciosamente a las tripas de Hogwarts, donde los afanados elfos domésticos cumplían con las tareas gastronómicas, maestros de la cocina. Yo, niña hambrienta de serie y con un pozo sin fin como estómago, aparte de con amigas bastante gustosas de bajar de vez en cuando a los sótanos para acompañarme, tendía a pasarme por allí más de lo aceptable, para llenar mis bolsillos y carrillos de casi cualquier tipo de manjar, desde sopa hasta pasteles. Había llegado un punto en el que los elfos, o al menos la gran mayoría de ellos, habían aprendido a tolerarme y hasta alegrarse por mis visitas, pues era consciente de que la única manera de no granjearme malas caras y posteriores chivatazos a cualquier profesor de la asiduidad de mis excursiones a aquellas partes del castillo, era ser amable y caer bien a los elfos.

Mis pasos me llevaban, con los bolsillos cargados de tarta de manzana envuelta en servilletas, de vuelta a la Sala Común, donde degustaría mi nueva adquisición como premio por practicar unos hechizos no-verbales que había pospuesto para esa tarde, manteniendo distraído mi estómago hasta la hora de cenar. Realmente era sorprendente cuánto era capaz de engullir sin que apenas se notase en mi huesuda figura, carente de curvas, sin dejar rastro alguno en mi carne de todas mis visitas al sótano de Hogwarts. Sin embargo, debía vigilar mejor los otros lugares de mi cuerpo donde el delito había dejado su huella, puesto que en ningún momento me había planteado que el dorso de mi nariz y parte de mis mejillas y pestañas podrían estar tiznados de una capa de harina de repostería, producto de algún trapo que habría levantado mientras trasteaba para llevarme el postre. Como si nada, uniforme cargado secretamente de pastel de manzana, buscaba llegar ya a las escaleras móviles por el pasillo de la planta baja, para así iniciar el ascenso hasta el último de los pisos y proseguir con mi estudio y mi nueva recompensa. Adoraba las tardes libres.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.