selector
Últimos temas
» I hate you with all my soul with The Prime Minister
Vie Feb 05, 2016 2:53 am por Invitado

» Medias verdades o completas mentiras del de arriba
Jue Feb 04, 2016 9:05 pm por Invitado

» Work it hard like it's your profession [Roy Geldof]
Jue Feb 04, 2016 7:10 pm por Invitado

» When concidences happen | Privado; Belladona A.
Jue Feb 04, 2016 4:52 pm por Invitado

» Helios [Evangeline]
Jue Feb 04, 2016 3:22 pm por Invitado

» Wanderlust con Belladona Avery
Jue Feb 04, 2016 2:59 pm por Invitado

» ¿Límites? -Maia S.-
Jue Feb 04, 2016 2:44 pm por Invitado

» Amortentia, Ojitos o Batazo
Jue Feb 04, 2016 10:58 am por Invitado

» Registro Único: Ficha Técnica
Miér Feb 03, 2016 8:22 pm por Invitado


Gran Comedor

Página 3 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Gran Comedor

Mensaje por Deathly Whims el Jue Ago 21, 2014 12:16 pm

Recuerdo del primer mensaje :



El Gran Comedor, situado en la planta baja, a la derecha del Recibidor. Dentro del recinto se encuentran los enormes relojes de arena de cada Casa de Hogwarts, y luego, al fondo, las cuatro largas mesas pertenecientes a Slytherin, Ravenclaw, Hufflepuff y Gryffindor respectivamente. De cara a éstas cuatro, se encuentra la Gran Mesa, la de los profesores y la Directora, y justo atrás, hay una pequeña antecámara la cual solo se usa a veces por los profesores. Repleto de velas flotantes por todo el techo, y éste, a causa de un hechizo, parece que no hay, puesto que se ve las vistas del exterior, o sea, el cielo.


Deathly Whims
Mensajes :
1306

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: Gran Comedor

Mensaje por Invitado el Mar Sep 23, 2014 8:40 am

Ash temía que aquello que había empezado por una simple broma para tocarle las narices a Robinson acabase de lleno en el equipo. Por una parte conseguiría mujeres, ¿y a quién le gustaba más las mujeres que a Ash? Conquistaría a West fijísimo y de paso a su amiga Starkey, que siempre le había parecido atractiva. Eso era el lado bueno que hacer ejercicio al Gryffindor nunca le había gustado y además había que llevar los estudios al día ¿y dónde quedaba la emoción de tener que aprobar todo en el último momento? Estudiar cuando se daba la materias era lo fácil y a Ash le gustaba los retos. - Pero quiero un puesto asegurado y un niño de primero que me lleve la ropa. ¿Trado?- bromeó mientras le pega otro trozo al muslo de pollo.

- ¿Guay? No, perdona. Guay es Weasley - comentó mientras lo señalaba. - Profesores así tendrían que venir. Luchó en la segunda guerra de mágica. Gente preparada así tendrían que enseñarnos- y continuó comiendo hasta dejar tan sólo el hueso y finos hilillos de carne. Vamos, Ash se acaba de hacer fan de la nueva incorporación al departamento de encantamientos.


Siento mil el retraso, he tenido el tiempo contado.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Gran Comedor

Mensaje por Invitado el Mar Sep 30, 2014 9:25 pm

Mal él si se creía que no iba a estar entrenando duro y parejo junto con el resto de las personas que se apuntaen a formar parte del equipo. Por eso levanté una ceja cuando empezó a imponer condiciones y, mientras negaba con el dedo índice de la mano izquierda, cogía un buñuelo de aquellos con los que nos servían para comer y lo coloqué en mi plato.

-
Ningún niño de primero- di un mordisco para empezar a llenar el estómago y comprobé que, realmente, no estaba para nada mal, or lo que me apresuré a tomar otro bocado -Y sobre lo otro, díselo a tu esfuerzo. Es el único que puede asegurarte un puesto fijo- a mi que no me saliera con esas, proque realmente quería personas dedicadas para jugar, como siempre las había habido en el equipo. Ash no sería la excepción, y me prometí a mi mismahacer de él un jugador comprometido al cien por cien...vale, tal vez no tanto, pero sí al ochenta y cinco (?). Me estaba metiendo el tercer trozo de buñuelo en la boca cuando el chico señaló a Weasley y comenzó a hablar sobre él, por lo que seguí su línea de visión y observé al profesor. -Sí, bueno, pero también lo hizo Flitwick, y no veo que nadie esté diciendo que echará de menos su figura única en ese ámbito de encantamientos- me sabía un poco mal eso de las nuevas incorporaciones, pero todo se daría por algo, y esperaba que fuera una buena, muy buena razón.


No problem Very Happy
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Gran Comedor

Mensaje por Invitado el Dom Oct 12, 2014 5:28 am

¿De qué servía tener una amiga como capitana en el equipo de Quidditch si no te podía dar un puesto fijo en el equipo? O peor aún, uno niño de primero como exclavo persona. Todo se movía por enchufe últimamente, ¿por qué Lucy no? Malditos principios, lo fastidian todos. ¿No entendía que siempre había que tener un sexsymbol en el equipo? Y Gryffindors más guapos que Ash no había. ¿Acaso lo negais? Cool

- ¡¿Cómo que niños de primero no?!- comentó excandalizado. - Si no son nuestros ayudantes personales, ¿para qué vienen? Sí, todos sabemos que son exclavos pero no queda muy bonito decirlo cuando estás- no pudo evitar reírse. Había veces, cuando decía estupideces delante de Robinson, temía que esta se las tomara enserio. Que Ash era un capullo, sí pero no tanto. Oh su esfuerzo, si fuera por este conseguiría un puestro en unos ciento tres años. Esfuerzo, que palabra tan, tan, tan graciosa. Nada más escuchar la palabrilla en los labios de Lucy se le dibujó una sonrisa en la cara. - Primero tendré que encontrarlo- que aconpañó giñando un ojo. Si el no enchufe había sido una tontería lo de Flitwick, para Ash, lo había sido más. - ¿Flitwick? Bromeas ¿no? Mira la genial cicatriz de Weasly. Lo único que ha cogido Flitwick es reuma. Venga, vamos-
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Gran Comedor

Mensaje por Invitado el Lun Oct 13, 2014 7:28 pm

-¡Que no, hombre!- solté, con una risita, casi al unísono de su protesta sobre los chicos de primero que definitivamente no serían asistentes de nadie. Lo cierto era que sabía que iba de broma, per a veces algunas cosas sde iban a mi modo de ver un poco para el otro lado y realmente no me hacía gracia la imágen mental de niños de primer curso haciendo de asistentes de alguien. No, de verdad, cada uno podría llevar su propio peso...o al menos debería Rolling Eyes Esa fue justamente la carita que puse cuando le vi decir aquello del esfuerzo.

-
Pues cuando lo encuentres, te presentas con él a las pruebas. - zanjé casi más tajante de lo que realmente hubiera querido, por lo que intenté arreglarlo luego -Y por favor, luego no lo pierdas. Que vas a necesitar bastante de eso si quieres hacerte el sex symbol- lo codeé como peleándolo, porque realmente me hacía gracia ese tipo de actitudes en el muchacho, pero cada quién iba realmente a su bola, como aparentemente él era un gran ejemplo de tal conducta. Una vez más, eso me quedó evidenciado cuando mencionó la cicatriz de Weasley -¿Y qué con eso?- alcé una ceja mientras lo decía -Yo estoy repleta de cicatrices y nadie me dice que soy genial. Ser tan mayor y estar activo como él lo está tiene mucho más mérito- .


Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Gran Comedor

Mensaje por Invitado el Jue Dic 11, 2014 7:07 pm

No era nada fácil llegar entera al Gran Comedor a aquella hora. En realidad, era casi un reto. Principalmente por todo el cansancio y el hambre que llevaba de todo el día, y seguido que tener que bajar todas aquellas escaleras y atravesar tantos pasillos para poder comer un bocadillo, no solía ser algo muy agradable. Sadie entró casi arrastrándose, y se sentó en el primer lugar que encontró libre de su mesa. Saludó a sus compañeros de casa con un movimiento de cabeza y una forzada media sonrisa, y se dedicó a servirse unos cuantos pedazos de tarta de calabaza en su plato. Estaba acostumbrada a que todo el mundo callara cuando ella llegaba, ya que nunca había destacado en ser muy amigable ni siquiera con sus mismos compañeros, a los que conocía desde hace ya casi seis años. No era que no le gustaran, simplemente no se le daba por socializar. El silencio durante su presencia ya no era algo que le molestara. Asi como ella ya se había acostumbrado a esto, sus compañeros ya estaban acostumbrados a verla comer en silencio, y asi como callaban, a los segundos volvían a hablar con total normalidad. Se dispuso a comer con total tranquilidad, mientras escuchaba las conversaciones que los de su mesa mantenían. Quidditch, moda, fútbol muggle.. No le interesaban mucho.

-¿Me pasas el azucarero, por favor? –Preguntó al cabo de unos minutos para sorpresa de varios, que la miraron extrañados. Como ninguno pareció inmutarse, volvió a hacer la misma pregunta, aunque esta vez dirigiéndose a una de sus compañeras de habitación, quien la miró igual de extrañada que los demás. –Kitty, ¿me lo pasas por favor? -Insistió
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Gran Comedor

Mensaje por Invitado el Jue Dic 11, 2014 8:01 pm

Hora de la cena. Día aburrido. Un día más en el castillo. Era interesante volver la vista atrás y darme cuenta de que todo había cambiado. Antes amaba este castillo y todo lo que representaba, hoy solo seguía una aburrida rutina. Rutina que se rompió cuando Sadie, la "chica invisible" me habló (¡me habló!) pidiéndome el azucarero. La miré extrañada y parpadeé varias veces para tratar de poner cara inexpresiva y no ofenderla, aunque no estaba segura de que la chica pudiera ofenderse por algo.

-Claro, con gusto.- murmuré pasándole el frasco y antes de perder la oportunidad abrí mi gran bocota. Gata curiosa, sólo quería saber si podía entablar una conversación con ella. -¿Hiciste la tarea de pociones?- Era lo primero que se me había ocurrido, a ver si funcionaba.

La impresión que tenía de ella era de una chica callada, reservada y prácticamente invisible. Debía admitir que yo también la ignoraba como muchos otros y que ni siquiera me percataba de su presencia en clases. Me hacía sentir un poco culpable no saber nada de la chica con la que compartía habitación y desconocía incluso si tenía amigos.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Gran Comedor

Mensaje por Invitado el Vie Dic 12, 2014 8:23 am

A decir verdad, le divertía demasiado ver la cara de sorpresa de sus compañeros, de los cuales una gran parte se habían detenido y perdido de sus conversaciones para escuchar la interacción entre ella y Kitty. Era gracioso el efecto que provocaba en los demás. Pero, ¿que iba a hacerle? Ella era asi,  y a parte de que era muy dificil cambiarlo, era algo que ya no le molestaba. Solitaria, desconfiada con todo el mundo. Era parte de su personalidad a la que ya estaba más que acostumbrada.

-Gracias. -Le respondió a Kitty secamente una vez que el azucarero hubo llegado a sus manos, y bajó la mirada a su plato. El silencio que aún permanecía la extrañó, y volvió a levantar su vista para encontrarse con unas miradas curiosas que aún se encontraban sobre ella. Los miró con ambas cejas alzadas, y se guardó sus palabras solo para no quedar, además de una antisocial, como una antipática total.  Esta mueca, provocó que varios siguieran en lo suyo, pero no logró el mismo efecto en Kitty. Su vista aún permanecía en la de ella, por lo que se limitó a observarla durante unos segundos en silencio, esperando algo. "La tarea de pociones", fue el tema.

-No, no la he hecho. -Contestó con desganas.  Odiaba pociones, odiaba el aula de pociones, odiaba al profesor de pociones, y además, teniendo en cuenta la carrera que pensaba seguir de mayor, pociones no le iba a servir nunca más  en la vida. ¿Que ya no era suficiente para no tener que hacer la tarea? Además, que no sabía hacerla. Sadie Lincoln podía ser muy inteligente y estudiosa, pero al abrir un libro de pociones se rendía totalmente. -Enrealidad, no entiendo nada. -Admitió. -No tengo ni idea de como empezarla, si quiera. -Agregó con una sonrisita. -¿Y tú? -Preguntó con la vista fija aún en su plato, llenando de azúcar su postre de chocolate.

Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Gran Comedor

Mensaje por Invitado el Lun Dic 15, 2014 5:34 pm

Solía mirar a las personas a los ojos cuando les hablaba y esta vez no era la excepción, por lo que no se me escapó su mirada hacia los demás comensales. Mi sonrisa se acentuó con un toque de admiración, ojalá yo supiera hacer eso, casi parecía magia sin varita. También lo intentó conmigo pero no me eché para atrás. Llevaba años de conocerla de vista y dormir a metros de ella, y no tenía la más mínima idea de quien era, salvo su nombre y apellido.

Daba la impresión de que no tenía amigos, no porque la rechazaran si no porque ella rechazaba a los demás, y porque nadie había intentado un acercamiento. Y yo estaba intentándolo, no esperaba convertirme en su amiga íntima casi hermana, solamente esperaba al menos poder saludarla sabiendo que me respondería el saludo, en vez de hacer como que no estaba para no quedar como una idiota a quien no le devolvieron el saludo. O tal vez descubriría que era una completa imbécil y por eso nadie le hablaba, quien sabe. Al menos respondió mi pregunta, era un avance. Y luego... eso es una sonrisa? Vamos progresando.

-La empecé ya pero me quedé a medias, me falta descubrir unos ingredientes y todo el método. No soy muy buena en pociones.- Eché una mirada hacia el extremo de la mesa buscando a alguien sólo para asegurarme que no me oiría. -La verdad... se los copiaba a Artie.- confesé bajando la mirada con frustración hacia mi plato. -¿Cómo has hecho hasta ahora? No te imagino copiando trabajos.- le devolví la sonrisa.


Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Gran Comedor

Mensaje por Invitado el Mar Dic 16, 2014 10:52 am

Bajó la mirada a su plato, y abrió los ojos sorprendida. ¿Es que le era imposible disimular su hambre? Al parecer su postre se había desvanecido, porque le parecía algo poco creíble haberlo terminado tan rápido. Estaba segura de que había sido culpa de la conversación, sí. Era eso. Kitty la había distraído, y ahora su postre ya no estaba. Otra excelente razón por la que no socializar a la hora de comer. Subió su mirada de golpe hacia su compañera de casa para poner atención en lo que le decía, pero no podía dejar de echarle algunas cortas miradas a su plato vacío.

-¿Quién? –Preguntó confundida. –Ah, Fihel. –Agregó cuando entendió de quien se trataba. Claro que lo conocía, también era de su misma casa y grado, pero apenas sabía su nombre. Ni siquiera tenía idea de que sus amigos lo llamaran Artie. –Enrealidad en clases solo hago lo que dice en los libros y se podría decir que las pociones me quedan bastante bien. –Respondió, mientras involuntariamente se servía más postre de chocolate en su plato. –Pero nunca entiendo para que sirven, asi que me es imposible hacer las tareas. –Añadió.

Se percató de las miradas de sus otros compañeros sobre ella. Parecían asombrados de haberla escuchado hablar, y varios hasta se hacían señas entre ellos de que hagan silencio, para poder escuchar la conversación entre Kitty y ella. ¿Tan extraño era? Aquello le divertía mucho, por lo que le fue imposible evitar la carcajada que emitió a continuación, para dar lugar a más caras de asombro y sorpresa por parte de sus compañeros de mesa. -Oh, lo siento. -Agregó divertida, limpiándose con la manga de la túnica algunas lágrimas que acababan de salir de sus ojos .
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Gran Comedor

Mensaje por Invitado el Vie Dic 19, 2014 6:35 pm

Vale, la chica era rara, pero no molesta, de hecho, se hacía agradable hablar con ella, sospechaba que escondía mucho más de lo que sus enigmáticos ojos dejaban entrever. Se comió su postre y luego parecía creer que no lo recordaba, no se me escapó ese detalle que la hizo parecer hasta tierna, aunque en realidad no pensaba que fuera una chica muy dulce que digamos.

-Te entiendo, a mí lo que me cuesta es entender los ingredientes que llevan y las proporciones. Y los antídotos, odio los antídotos.- di un suspiro antes de acabarme mi postre y quedarme mirando el plato pensativa, este año en pociones no me estaba yendo muy bien tampoco, pero la carcajada totalmente inesperada me sacó de mis pensamientos.

Miré a mi alrededor y varios se estaban sonrojando, al parecer estaban muy interesados en saber de que podrían estar hablando la peliazul y la chica fantasma. -Sí, sí, la chica habla. A concentrarse en sus postres, mejor, no?- espeté mirándolos a los ojos uno por uno hasta que bajaron la cabeza.

-Supongo que pensaron que eras muda o algo así.- dije de nuevo dirigiéndome a Sadie mientras me encogía de hombros y me daba cuenta de que el comentario no era adecuado, bien Canterville, siempre de imprudente, no aprendes. Ahora sólo faltaba que se cerrara de nuevo y dejara de hablarme.

Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Gran Comedor

Mensaje por Invitado el Dom Dic 21, 2014 6:51 pm

Aquellas inusuales carcajadas que tanto había sorprendido a sus compañeros, y sin dudas también a ella misma, se fueron desvaneciendo poco a poco. Esos ataques de risas no eran nada comunes en ella, aunque en realidad ni la más mínima sonrisa enfrente a una gran cantidad de desconocidos lo era. Vale, eran sus compañeros de casa y sin dudas eran casi los que mejor la conocían dentro de Hogwarts, pero eso no significaba que la conocieran bien. Su extrema desconfianza le hacía muy complicado abrirse a gente nueva, y a decir verdad solo había logrado confiar en una sola persona desde su primer año en el colegio: Nicolas, su mejor amigo; el único que parecía entenderla a la perfección.

Los jóvenes parecieron sentirse algo intimidados ante la imprevista risa de Sadie y las  palabras de Kitty, haciendo que una vez más volvieran a lo suyo como si nada. Y auch… A pesar de ser algo extraño en Sadie quien se caracterizaba por tener menos sensibilidad que una piedra, el comentario de la peliazul le había dolido un poco.
-Oh, está bien. –Dijo al ver que Kitty parecía algo arrepentida, e intentó dedicarle una mueca parecida a una sonrisa para demostrarle que no había problema. –Supongo que para ser compañeras de habitación hemos hablado muy poco a lo largo de estos años, ¿no? –Preguntó encogiéndose de hombros, tratando de sacarle importancia al tema mientras se servía un tercer vaso de limonada. Y al final, largó un comentario que ni ella se esperaba.
-Creo que podríamos hacer algo juntas algún día de estos.

Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Gran Comedor

Mensaje por Invitado el Dom Mayo 31, 2015 8:12 pm

En el camino no me había cruzado con Marcus. A lo meojr me equivocaba y la serpiente en sí había decidido escabullirse hacia su guarida en las mazmorras, lugar hasta donde no pensaba seguirle la pista. Ya me lo cruzaría de nuevo en algún pasillo o podría pensar yo en alguna jugarreta con la cual joderle un poco el día...en fin, ahora llegaba al Gran Comedor de Hogwarts acompañada de Atom porque el chico quería tomar un café, yo lo había tackleado y en resumen no tenía nada mejor que hacer por el resto del día. Desde que había acabado la temporada de Quidditch tenía mucho más tiempo libre, ya que carecía de entrenamientos y de el tiempo diario que me daba para pensar jugadas y cuadrarlas, a veces con o sin Mackenzie.

-
...yo la verdad es que no sé por qué le fascina tanto el queso- comentaba a la pasada sobre Freddie, que sabía que era el mejor amigo del chico. Aún llevaba sin creerme el apoyo que había recibido de él en la final del deporte anteriormente mencionado. Decir que había sido una sorpresa era poco, no porque él no me apoyara usualmente, sino porque resultaba increíble que se hubiera puesto del lado de Gryffindor en el partido contra Ravenclaw. Avancé más hacia dentro del comedor por el lado de la mesa de los leones y sin que Atom lo notara mis ojos se desviaron un segundo a la mesa de las águilas buscando una cabellera negra, una piel pálida y ojos tristes azules, pero la búsqueda no tuvo provecho. Tragué saliva y luego saludé hacia la mesa de Slytherin cuando vi a Quela sentada con sus hermanos y Zaphire. Había que disimular un poco el por qué había mirado hacia el otro lado del salón donde las águilas y las serpientes. Suspiré un poco por lo bajo y luego decidí mover el sentimiento de malestar hacia un costado para fijarme en las cosas de la mes...OHPORSLY había mucho jugo de manzana y nadie lo estaba tomando.

-
¡Ay!- qué poca facilidad que tenía para ocultar la emoción. Freddie adoraba el queso y yo adoraba las manzanas Very Happy -En mi casa moderan estrictamente las cosas derivadas de la manzana porque soy capaz de llenarme únicamente a cosas así y nada más.- le comenté a Atom mientras cogía una jarra y un vaso para servirlo a tope. -¿Quieres un poco? Sé que ibas a tomar café, pero igual ofrezco...ay- y mientras había establecido el contacto visual para servir el vaso me había vertido parte del líquido fuera del vaso, pues se había desbordado y ahora tenía las mano mojada con jugo de manzana. Busqué con la mirada una servilleta hasta que la hallé y procedí a limpiar con ella mi mano y la mesa.



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Gran Comedor

Mensaje por Invitado el Lun Jun 01, 2015 4:21 pm

- Sí, bueno. Eso mismo le pregunté yo una vez -le iba diciendo a Lucy mientras ibamos entrando en el gran comedor-. Y me respondió: "El queso es vida, idiota" -eso último lo dije imitando su voz y sus gestos-. En fin, hay gente rara en el mundo, pero Fred se lleva el premio. Supongo que está bien, claro. Siempre es bueno encontrar a gente poco común por el mundo -y yo hablaba y hablaba, sin darme cuenta de si Lucy estaba escuchado o no-. Una vez fui a tirar un trozo de queso a la basura y Freddie casi me mata. Me dio un grito que casi me dejó sordo, ¿sabes? Entonces no lo tiré y le di el queso. Luego... bueno, luego lo tiró él con dos lagrimones. Si iba a tirar el queso era porque estaba podrido, claro, no por otra cosa. Y cuando Freddie se dio cuenta, le entró el bajón. A veces realmente me preocupa cuando no tiene queso, porque es como si le faltara algo. El destino de Freddie no es encontrar a su media naranja, sino a su medio ques... ¿qué? -pregunté desconcertado cuando Lucy exclamó de emoción. ¿Tuvo una revelación con el queso? Oh, el jugo de manzana. ¿A Lucy le chiflaba todo lo de manzana?-. Eh... no, gracias. En realidad prefiero el caf... ¡ay! -exclamé cuando su vaso comenzó a rebosar llenándose las manos. Iba a buscar una servilleta, pero cuando la encontré, ella ya tenía una también-. De la mesa no pasa, al menos -dije mirando el jugo de manzana derramado en la mesa. Yo cogí una taza y un poco de café que había allí preparado (en la cafetera) y lo vertí. Aunque el mío no rebosó. Luego una jarra de leche y también vertí un poco en la taza. Y luego... ¡azúcar! Lo removí con una cucharilla y listo. ¡A despertar más! ^^ Me senté en la mesa y le di el primer sorbo.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Gran Comedor

Mensaje por Invitado el Lun Jun 01, 2015 4:46 pm

Al parecer Atom había formulado a Freddie la básica pregunta que yo no había hecho.

-
¿Ah, si? ¿Y qué te contestó?- metí al pregunta en el medio, entre su declaración y la respuesta de loq ue le había dicho mientras lo miraba con curiosidad. Pero en realidad la cosa derivó a otro sitio, como que había echado a la basura un cacho de queso...y me eché a reír con lo de que casi lo mata -¿Pero tú qué te creíste? No puedes hacer eso en su presencia, por más podrido que esté. Igual lo tiras cuando no se de cuenta, pero si te ve...- había acabado ya de limpiar la mesa para cuando el chico sacó lla servilleta, así que le hice señal de que no se preocupase e hice la servilletita una pelota a la que posteriormente apuntpe con la varita. -Chimichos- voilá, ahora era todo mucho más bonito que uan sucia servilletita de papel mojado Very Happy Ah, espera, pero la ranita se escapaba...dio un salto que parecía ir con trayectoria hacia el café de Atom -¡OJO!- exclamé, mientras observaba, luego de que el chico hubiese dado ya su primer sobro, cómo al ranita iba cayendo por fuerza de gravedad hacia el café caliente del prefecto de Gryffindor...
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Gran Comedor

Mensaje por Invitado el Lun Jun 01, 2015 5:07 pm

- Tampoco es que supiera que iba a reaccionar así. No sé, estaba podrido. ¿Quién no querría tirar un queso podrido? Freddie parece el inspector de quesos, el que decide si está podrido o no -vi a Lucy transformar la servilleta en rana y pues, me encogí de hombros y le di otro sobo al café. Al menos me estaba despertando, que era lo que mi cuerpo necesitaba. Aunque ya me había despertado bien con la embestida de Lucy, claro. Pero... Cuando iba a dejar la taza de café en la mesa, escuché el "OJO" de Lucy. Por lo que solté rápido la taza. Y cuando vi que algo se aproximaba a mi café, no tuve más genial idea que dar un manotazo a la taza. En realidad el manotazo iba para la cosa que iba hacia dentro de la taza, ya que no quería tomar café con a saber qué dentro. Claro que, en primera instancia, del sobresalto que di, no me fijé que se trataba de la rana. El caso, y lo importante, es que, también a cuenta del sobresalto, calculé mal el manotazo y le di a la taza bien fuerte, saliendo esta por los aires y estampándose contra el filo de la mesa de al lado, casualmente la mesa de Hufflepuff. La taza se rompió en muchos pedazos, y el café se esparció, primero por el aire, luego por la mesa de Hufflepuff, y luego por el suelo. Instintivamente me puse rojo. Observé el gran comedor y todos estaban mirándonos con ojos curiosos y con murmullos queriendo saber qué había pasado. ¿Por qué siempre tenía que dar la nota? ¿Por qué siempre Lucy y yo teníamos que ser el centro de atención?
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Gran Comedor

Mensaje por Invitado el Mar Jun 02, 2015 12:04 pm

El tema del queso había pasado a un segundo plano tras ver lo que había pasado con al rana y el desenlace para con la taza. ¿Segundo? Puede que hasta tercer plano. Porque apenas la rana se aproximó mucho a la taza de Atom ya estaba el chico dando el manotazo al bicho y también a la taza. Entonces voló la taza. Por los aires. Con café caliente. Muy caliente Very Happy Para todos lados, cosa que noté en seguida y con un grito ahogado y abriendo mucho los ojos en un milisegundo me había aferrado al borde de la mesa con las manos y hecho una especie de hundida ninja impulsando todo mi cuerpo hacia delante por debajo de la mesa. Algo de café cayó, de todos modos, en mis dedos que aún estaban sobre la mesa, por lo que una vez abajo hice un ruidito de malestar mientras cerraba los ojos y bajaba la cabeza a modo de queja interna, rozando apenas (sin querer) la rodilla de Atom al hacerlo, pero la sensación pasó al instante y logré recomponerme. El calor no era el mayor de mis problemas, menos aún cuando estaba entrenada...pero sí era cierto que iba a tener que lidiar con una pequeña manchita de quemazón en los dedos por un par de días.

Al cabo de un par de segundos volví a salir de debajo de la mesa y me hice con una nueva servilleta con la que quité el café aún caliente sobre mis dedos y los soplé un poco para calmar el ard...¿eso que escuchaba eran cuchicheos? Suspect Mi torso giró para ver cómo la taza de Atom se había estrellado en mil pedazs y cómo algunos alumnos en el Gran Comedor hablaban de lo sucedido. Algunos tuvieron la dignidad de sostenerme la mirada cuando fijé mis pupilas en las suyas. Otos simplemente voltearon como fingiendo no haber formado parte de asunto. Fruncíel entrecejo y volví a mirar hacia delante.

-
Por Slytherin, será que la gente tiene muy inculcado eso de ser cotilla- dije en voz alta, sin preocuparme de que estuviera escuchándome nadie. Me daba enteramente igual. A ver si algunos bajaban la cabeza un poco. -¿Te encuentras bien? No pensé que la ranita...bueno, eso.- hice una mueca con las comisuras de los labios hacia abajo y luego continué soplando mis dedos para calmar un pcoo el dolor, que empezaba a menguar.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Gran Comedor

Mensaje por Invitado el Mar Jun 02, 2015 3:02 pm



El fortachón de séptimo curso de Hufflepuff estaba sentado en la mesa de su casa, solitario, con la mirada gacha, notando como los chorros de café corrían por su ancha espalda. Su mirada gacha podía significar dos cosas. La primera, que estuviera pensativo, o la segunda, que su cabreo iba en aumento y estaba esperando a que el café le terminara de correr para explotar. Quizás era más lo segundo, pues de un salto se levantó de la mesa y se dio la vuelta para mirar a la gente, con una mirada tan furiosa que parecía que asesinaba.

- ¡¿QUIÉN HA SIDO?! -exclamó dando un golpe seco en la mesa, justo a escasos centímetros donde la taza de café hacía chocado-. ¡¿QUIÉN HA... -y en ese momento su mirada se posó en Castle, que era el más próximo a él-. ¡TÚ! -exclamó mientras se acercaba a él decididamente. De hecho para nada hablaba con voz baja. Quizás se estaban enterando de la escenita hasta en el recibidor-. ¡¿TE CREES QUE POR LLEVAR LA PLACA Y ESTAR AL LADO DE TU NOVIA PUEDES HACER LO QUE TE VENGA EN GANAS, NO CASTLE?! -eso lo dijo amenazando al chico con su dedo índice. Luego le cogió del cuello de la camisa y lo levantó en el aire como si se tratara de una pluma. Sin el mayor esfuerzo. Luego lo lanzó a la mesa de Gryffindor de un impulso, lo cual, a causa de eso, el cuerpo se deslizó hasta quedar a la vera de Robinson. El vaso de jugo de manzana que había en la mesa posiblemente hubiera volcado al chocar con el hombro del chico-. Esto no se quedará así, prefecto -luego miró a Robinson-. Y tú, búscate un nuevo novio, ya que este se quedará sin cara pronto. No sabe con quién se ha metido -al decir aquello, se dispuso a salir del gran comedor, pasando antes por la zona de la mesa Gryffindor donde estaba Castle echado y le dio un golpetazo justo en el entrecejo. Luego se fue, insultando a diestra y siniestra. Posiblemente dejó a todas las personas del gran comedor mirando la escena en silencio.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Gran Comedor

Mensaje por Invitado el Mar Jun 02, 2015 3:24 pm

Ante el desastre que había montado de momento, no me di cuenta de nada más. Ni siquiera que Lucy estaba bajo la mesa. Solo miraba a mi alrededor, rojo como una fresa, mirando cuanta gente había en el comedor. De nuevo el centro de los cuchicheos de las personas a cuenta de mi patosidad. ¡¿Por qué siempre a mi?! Mi mente voló a un lugar tranquilo, desmaterializándome (o al menos eso deseaba). Pero aquello se cortó cuando Lucy me preguntó si estaba bien. De repente la miré, sin saber qué hacer o qué decir.

- Eh... sí, bueno. Lo siento, yo... -y me fijé en que Lucy se soplaba los dedos. ¡Nooo! ¡ME IBA A ODIAR! Cry -. ¿Tú estás bien? ¿Te ha salpicado? ¡Lo siento! -justo cuando iba a seguir hablando, una voz resonó en el gran comedor, lo cual hizo que me sobresaltara y mirara hacia la mesa de Hufflepuff. ¡Genial! Había mojado a un gigantejón. Bueno, no pasaba nada, supongo. Me disculparía y ya. Pero el fortachón me miró de forma fulminante, se acercó amenazándome con el dedo y empezó a soltar burradas. ¡¿Amenazándome a mi?! Pensaba disculparme, pero después de esto, lo que iba a hacer sería soltarle cuatro palabras bien dichas-. ¡Oye...! -pero no pude continuar, pues me cogió del cuello de la camisa y me alzó en el aire cual pluma. ¡¿Qué?! Cuando me di cuenta, estaba deslizándome con violencia por la mesa de Gryffindor. Noté como varios cubiertos y vasos chocaban contra mis hombros y mi cabeza y caían al suelo. Algunos vasos incluso rompiéndose al caer. Lo peor es que notaba mi camisa mojada por la espalda. ¿El jugo de manzana de Lucy? Genial. ;_; Si Lucy era igual que Freddie con el queso, si este fortachón no me mataba, lo haría ella por tirar su manzana. u.u Tras unos segundos boca arriba aturdido en la mesa, sin escuchar apenas lo que gritaba el gigante ese, me fui a incorporar cuando, a medio intento, recibí un golpe en el entrecejo y caí de nuevo a la mesa, en la posición anterior. Mis manos fueron a parar al entrecejo, que fijo no me había hecho nada, pero lo tendría colorado. ¿Un café? ¡No quería ningún puto café nunca más! ¡Por culpa del café ahora estaba amenazado de muerte por un gigante con más músculos que Sansón! Hoy no tenía que haber salido de la sala común.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Gran Comedor

Mensaje por Invitado el Mar Jun 02, 2015 3:52 pm

De inmediato el chico había empezado a disculaprse, a lo que lo atajé rápidamente con un gesto de las manos, muy similar al que había hecho él en el pasillo minutos atrás.

-
No pasa nada, estoy acostumbrada- había que ver lo gafe que era yo en ocasiones, y por lo visto, Atom no tenía idea aún de esa faceta en mi, pero siempre iba tirando todo por la vida. Cosa bastante contradictoria si teníamso en cuenta que usualmente era hasta bastante grácil caminando. Di un sorbo al jugo de manzana y volví a dejarlo en la mesa. No, perdón. Iba a dejarlo sutilmente en la mesa hasta que un gran grito me hizo dar un sobresalto y apoyarlo de tal forma que casi se cae y derrama todo el contenido. Menos mal que no, que si no me quedaría sin mi manzanita ;__;

Pero al cabo de un par de segundos supe que la manzana sería el menor de mis problemas. Un chico que dudaba fuera de séptimo sin haber repetido más de un curso (o si lo era, claramente había estado tomando demasiadas hormonas), más concretamente el autor del golpe que me había sobresaltado, apareció a echarle al bronca a Atom. Empezó a hablarle al chico y me sentí completamente excluída de la escena, pero de un modo que me dejó tan anonadada que apenas fui consciente de lo que estaba pasando hasta que empezó a suceder lo peor. En escasos segundos Atom estaba siendo cogido por la camisa y yo con una auténtica cara de pasmo-incredulidad que era totalmente impropia de mi. Lanzó a Atom a la mesa, rompiéndolo todo de tal modo que me puse de pie en un instante para asegurarme de que no estuviera cortado en ningún sitio. Gritó un par de burradas y luego se dirigió a mi personalmente, echó a andar maldiciendo no sin antes golpear a Atom primero y aún estando yo en mi completo estado de shock. Me moví rápidamente para quedar al lado del chico y, muda, examiné con la mirada en un pis pás que no se hubiera cortado ni hecho nada de gravedad.

-
¿Estás...?-¿cómo que si está o no está? ¡Le acaban de dar una paliza y le estás preguntando cómo está!. La vocesita de mi cabeza tenía razón, por lo que el foco de mis ojos cambió al instante y en menos de un segundo tenía mi zapato en mano. Lucy kamikaze. -¡¡EH, GRANDULÓN!!- ¡zzzzum! El zapato voló a la otra punta del gran comedor hasta estampar contra la nuca del grandote que había lanzado a Atom a la mesa, que estaba a punto de salir del comedor. Sí, ese era mi zapato, y había sido mi tiro que bueno, en realidad, había apuntado a la cabeza y no había salido tan desviado es que si le pegaba en los músculos seguro no sentía nada, pero en la nuca o cabeza.... Orgullosa de mi puntería, no siempre tan acertada. -Sí, te estoy hablando a ti- ¿por qué me miraba con esa cara de wtf? ¿Qué nunca nadie se le había plantado en la vida? -¡El que no sabe con quién se ha metido eres tú!- iba caminando a paso fuerte hasta acortar distancias con el tipo. No estaba segura de si la vocesita de mi cabeza me había pedido que llegara a tanto, pero en ese momento me daba igual. -¿Te crees que puedes estampar a alguien contra la mesa por capricho e irte así como así? ¿Por medir dos metros de alto y uno de ancho?- o más Tic A cada paso que me acercaba empezaba a hacerse más notorio que el tipo medía mucho más que yo, y posiblemente pesara dos o hasta casi tres veces más que yo. Con cinco de mis brazos podía llegarse al grosor de los suyos, y seguro era de "espesor" abdominal más ancho que toda mi cadera, pero no parecía importarme en absoluto. -¿Tanto te ha molestado que se haya roto una taza a tu costado? Crece un poco, por favor.- a estas alturas (já, alturas Very Happy ) ya había llegado a ponerme adelante del chico -, y no te lo digo de alto. Digo en la cabeza, que se nota que te falta.- con eso último le había dado con el dedo índice en el pecho y, situada dos pasos atrás (porque de no ser así no podía mirarlo a la cara, que me quedaba muy alto), aguardé alguna reacción de su parte.

Por más que pareciera serena, mis músculos estaban completamente tensos, por si tenía que agacharme a esquivar algún tipo de golpe que se le diera por dar en algún arrebato de ira retrasada. Monigotes inútiles, por favor...
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Gran Comedor

Mensaje por Invitado el Mar Jun 02, 2015 4:33 pm



Cuando el muchachón ya tenía un pie fuera del gran comedor, sintió dolorosamente como algo chocó contra su nuca. Se dio la vuelta y vio en el suelo un zapato, y su mirada se enfureció aún más. Su cerebro no llegaba a comprender que ese zapato era de chica, por lo que miró de nuevo a Castle dispuesto a ir a él a terminar la masacre que había dejado a medias por pura bondad de su corazón (?) Iban a tener que recoger sus restos con una servilleta absorbente. Porque no iba a haber nada tangible después de esto. Pero su cara quedó desconcertada cuando era la chica la que se le acercaba a él... ¿causante del zapato volador? Poco a poco la chica se acercaba más a él mientras hablaba, a lo que el fortachón solo escuchaba. Aunque sin dar un paso atrás. Solo miraba a la chica parlotear. Cuando se detuvo, cruzó su mirada con la de la chica, con cara seria y mirada furiosa. Cuando acabó de hablar, el grandulón miró a Castle sonriendo sarcásticamente.

- ¿Tan patético eres que tiene que venir tu novia a defenderte? Lo que me voy a divertir con esto... -al decir aquello, se crujió los nudillos de una mano, luego los nudillos de la otra, e inesperadamente agarró a Robinson de la muñeca bien fuerte-. El prefecto flacucho no va a dar la cara por ti, nena. Si crees que puedes salvarte por ser una chica estás equivocada -Vamos, el grandulón le sacaba tres medias a Robinson. Era una hormiguita comparada con él. Apretó más su mano en torno a la muñeca de la chica, peligrosamente, para de esta forma tenerla controlada, hasta que la impulsó de forma violenta hasta el suelo a raíz de un empujón.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Gran Comedor

Mensaje por Invitado el Mar Jun 02, 2015 6:51 pm

Aún estaba bocaarriba en la mesa de Gryffindor, con ambas manos en la cara tapándome el entrecejo, pues aún me dolía el golpe. No me quería imaginar una paliza de ese tipo. Acabaría en puré de Castle a la pimienta. Me retiré las manos de la cara cuando escuché a Lucy hablar de esa forma. ¿Le estaba hablando al grandulón? Luego el grandulón se dirigió a mi directamente, tratándome de patético, por lo que me incorporé en la mesa y giré mi cabeza. Y giré mi cabeza justo en el momento para ver como agarraba a Lucy de la muñeca y la lanzaba al suelo con violencia. En ese momento me bajé de la mesa lo más rápido que pude e, ignorando el dolor en la cara y el leve dolor de espaldas a causa del impacto anterior, me dirigí a Lucy a paso ligero.

- ¿Estás bien? –se notaba mi preocupación en la cara. Luego miré al gigantejón y mi expresión cambió a uno de furia. Por lo que caminé hasta él decididamente y le di un empujón-. ¡Eh, tú! ¡A ella ni te acerques, imbécil! –podía notar como varias personas se situaban alrededor de nosotros formando un círculo, pero me daba igual-. ¡O te rompo la cara! -Yo acababa de firmar mi sentencia de muerte. Con o sin público. Pero a Lucy no sería capaz de tocarla más.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Gran Comedor

Mensaje por Invitado el Mar Jun 02, 2015 6:55 pm

No supe qué había sido peor de mi parte, si haber permitido que el sonido del movimiento de la gente me distrajera o el haber intentado hacer fuerza cuando me había cogido de la muñeca. ¿Para qué, eh? ¿Para qué? Ya sabía yo que en caso de huesos tan frágiles como la muñeca mejor era no hacer fuerza opuesta y así se evitaban lesiones mayores, pero al haberme resistido aunque fuera un poco la caída fue el menor de mis problemas. Al momento en que me soltó la muñeca , entre mi movimiento y su fuerza de lanzamiento fue audible un ¡crack! que provenía de la muñeca derecha, aquella por la que el grandulón me había cogido antes de lanzarme al suelo cual bolsa de papas. Al menos no había sido en vano, porque había sido suficientemente ágil para alzar la pierna directo a...a...bueno, directo ahí Very Happy cuando me había lanzado hacia atrás.
Al caer y sentir el impacto en lo que ya podía ir adivinando como un hueso roto, supe que la cosa iba a ir peor de lo que uno hubiese pensado que sería. Ahora, sí era un hecho que me molestaba el que se hubiera creído que pensaba salvarme de algo por ser chica. Por lo tanto, los que se habían aglomerado a nuestro alrededor eran capaces de ver cómo poco a poco mi cabello iba adquiriendo el tono rojizo cual fuego al giual que los ojos...cosa que se esfumó en menos de un segundo al escuchar la voz de Atom del otro lado del salón.
Francamente, no sabía cómo sentirme al respecto. ¿Feliz? ¿Acompañada? ¿Frustrada de que no hubiera aprovechado eso para ir en busca de algún profesor o algo por el estilo y de paso salirse él del medio? No menospreciaba las habilidades que seguramente tuviera como mago, pero me tenía más confianza de lo que le tenía a él para manejar al monigote, al menos por un rato. Aún así, cuando apareció junto a mí inquiriendo si me encontraba bien le sonreí rápidamente como confirmación y me puse de pie sin hacer peso en la muñeca quebrada...pero Atom le fue a dar el empujón al muchacho y tras escucharlo proferir su amenaza, sobre la cual intenté no reparar mucho en que se trataba de una especie de protección hacia mi, me acerqué de un paso y aferré el antebrazo del prefecto de mi casa con la mano buena, bien fuerte, proque me daba a mi que en cualquier momento salía golpe para él. Y porque quería detenerlo un poquito, un segundo.
-
Normal que te diviertas, para algo tiene que servirte el tamaño que tienes. ¿Es sobrecompensación por algo más...no tan grande?- torcí la cabeza, inocentemente pero mis ojso llevaban otra malicia que acompañé de una sonrisa pequeña. Estaba lista para irme para atrás, tirando a Atom conmigo, si veía venir un golpe o algo así. Pero esperaba que Atom se hubiera hecho con algo para aprovechar lo que podía desatar un golpe vulnerable a su pequeño ( Very Happy ) ego masculino que acababa de ser atacado frente a un círculo de personas...esperaba sinceramente que supiese aprovechar la distracción, si venía.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Gran Comedor

Mensaje por Invitado el Mar Jun 02, 2015 7:27 pm



Tras el empujón al suelo de Lucy, el grandulón de Hufflepuff se puso las manos en la entrepierna a causa del dolor. Ahora sí que Robinson estaba sentenciada. Hasta que Castle le dio un empujón y le dijo que le iba a partir la cara. Ignorando el dolor, el muchacho musculoso miró a Castle furioso.

- ¿Te has vuelto valiente de repente, prefecto? ¿O te lo haces? Porque me da a mi que hasta tu novia sabe que eres un cobarde. Das pena, Castle -pero cuando escuchó el comentario de Robinson sobre los tamaños (?), el grandulón la miró con ojos más abiertos de lo normal, y luego observó a su alrededor, a la gente que había allí haciendo un corro. Algunas personas reían por el comentario y otras simplemente murmuraban. Ya no mostraba rostro furioso. Más bien serio. Sin embargo, miró a la chica y sonrió maliciosamente-. Si quieres, dejo que lo compruebes por ti misma. Ya sabes... A fin de cuentas, hay habladurías sobre ti.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Gran Comedor

Mensaje por Invitado el Mar Jun 02, 2015 8:40 pm

Buena patada que le propinó Lucy. Seguro que el grandulón vio hasta el firmamento. Cuando se dirigió a mi para tratar de insultarme, hice oídos sordos. Como dice Freddie siempre, ofende el que puede, no el que quiere. Sin embargo no tuvo mucho efecto ese refrán cuando dijo el final de su insulto: "Das pena, Castle". Mi corazón comenzó a latir con más fuerza de lo que ya lo hacía. Sin embargo, no fue por la situación actual.

Hace 6 años.

Castle se encontraba encerrado en el baño del colegio donde estudiaba su último año de preparatoria. Golpeaba, furioso, la puerta para que le dejaran salir. Pues seguro que le habían encerrado apropósito, cerrando la puerta desde fuera. No estaba nervioso, solo cabreado. Solo quería irse a su casa. Su temor era que no llegaran a abrir la puerta y se quedara allí hasta el día siguiente. Pues ciertamente, faltaban escasos minutos para terminar la jornada escolar de aquel día.

- ¡Abridme, imbéciles! -gritaba el chico mientras aporreaba la puerta violentamente. Pero por fuera solo escuchaba a mucha gente pasar, pero nadie que le echara una mano ayuda. Esta vez ni siquiera le importaba que alguien llamara a algún profesor. Sabía que se ganaría el título de "cobarde" de por vida, pero solo quería salir de allí. Miraba el reloj de su muñeca y la hora de salida era en breves. Y tan breves, pues el timbre comenzó a sonar. El timbre que indicaba que todos podían ir a sus casas y que el colegio quedaría vacío. Ahora sí se puso nervioso y comenzó a aporrear la puerta con más fuerza que antes. A los pocos segundos, dejó de aporrear la puerta y se acuclilló sobre el suelo (de espaldas a la puerta) tapándose los oídos para no seguir escuchando el timbre. Respiraba agitadamente mientras pensaba solo una cosa. Que las personas eran malas. Crueles. Cerró los ojos con fuerzas, nervioso, respirando agitadamente, y con la esperanza de que aquello fuera un mal sueño de haberse quedado dormido en el sofá de su casa. Simplemente quería creer eso. Hasta que el crujido de un cristal romperse hizo que abriera los ojos al instante, destapándose los oídos a la vez. El timbre ya había dejado de sonar, pero sus ojos se habían posado en el espejo que tenía enfrente. Estaba roto en pedazos. ¿Otra vez había pasado? Atom no entendía por qué cada vez que se enfadaba o se ponía nervioso, estallaban o se rompían las cosas de su alrededor. Eso le ponía aún más nervioso. Y esa vez, que estaba solo, encerrado, y sin ayuda, más aún. Se levantó rápidamente y siguió aporreando la puerta con violencia, dándole la espalda al espejo roto, y no pudiendo impedir que sus lágrimas se derramaran. No sabía como parar aquello. Cada vez estaba más nervioso y respiraba más violentamente, hasta que la puerta cayó al suelo con un golpe seco, en medio del pasillo. Atom se quedó allí plantado, temblando, mirando la puerta en el suelo del pasillo del colegio. Sabía que él no tenía la suficiente fuerza como para echar la puerta abajo. Aquello que le perseguía a todas partes era el culpable. Lo peor fue que cuando levantó la mirada, se encontró a media escuela (era la hora de salida) plantada en el pasillo, alrededor de la puerta y del baño de los chicos. Todo el mundo en silencio y siendo Atom el blanco de las miradas. A los pocos segundos, muchos murmullos y risas. Como si estuviesen viendo a un payaso de circo con Atom como protagonista.

- ¡Das pena, Castle! -gritó un muchacho. A lo que el resto de su grupo le siguió con la misma frase. Y al poco tiempo todas las personas que allí estaban. Atom no miró a nadie. Hizo lo que mejor sabía hacer. Coger su mochila, colgársela al hombro, y salir corriendo de allí con la cabeza agachada, abriendose paso entre la gente.


Aquel mal recuerdo se desvaneció de mi mente al instante que miré a todas las personas que había allí en el gran comedor, mirándonos. Y quizás estaba esperando un "das pena, Castle" por parte del resto. Sin embargo, cuando escuché el comentario hiriente de Lucy hacia el grandulón, la miré, y luego miré al muchacho.

- Conoces el refrán, ¿no? Lo que te sobra de altura, te falta de otro lado -una cosa había sacado en claro de todo el tema del acoso. Y es que, el mayor temor de las personas que usualmente acosan a otras, es quedar en ridículo ante la gente. No me había dado cuenta hasta ese momento, pero me encontraba respirando agitadamente. Cuando escuché el comentario del chaval a Lucy, un comentario por demás ofensivo y fuera de lugar, saqué mi varita del bolsillo, agarrándola con fuerzas (más de lo que debería) y apunté hacia su cabeza-. ¡SARMITUS! -y ahí iba, un terrible dolor de cabeza que seguro le estallaría hasta el cerebro. Después de eso, me guardé la varita y, de manera imprevista, le propiné un rodillazo en el mismo lugar donde Lucy le dio la patada. Very Happy Posiblemente con rabia acumulada. Pero la razón principal fue por lo que dijo de Lucy-. Cerdo comprado... -murmuré entre dientes mirándole con odio.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Gran Comedor

Mensaje por Invitado el Mar Jun 02, 2015 9:15 pm

Atom no dijo nada respecto a lo que el grandote le dijo, más bien, noté que se ponía con la mirada un poco perdida y supe que su cabeza había viajado momentáneamente a otro sitio. Sentí la necesidad de abordar la situación por él, aún con la mano que aferraba el antebrazo del chico sumamente tensa.

-
Pena da el pamento que has hecho porque se te ha caído café encima.- espeté aunque sin demasiada convicción internamente, pues me daba no sé qué que a lo mejor aquel oarlamento hubiese disparado dentro del prefecto algo que pudiera hacerlo sentir mal. No era la idea, quizá lo mejor fuera salir de allí pronto.

Sin embargo...la actitud del muchacho había cambiado. Ya no parecía tan prepotente, tan confianzudo, tan seguro de sí mismo. Y a aquello ayudó el conjunto de reacciones de quienes estaban presentes en la escena con los demás. Sonreí. Bingo. Di que es pequeño el aparato reproductivo de la mayoría de los hombres y obtendrás resultados interesantes Very Happy Y respuestas fuertemente pobres como la que soltó a continuación. No obstante, fue un balde de agua fría sobre la espalda, no tanto por lo último sino por lo primero. Sentí que por un segundo me temblaron las rodillas y quise salir del lugar lo antes posible; esta vez fui yo quien por un instante había quedado quieta en el suelo, aunque afortunadamente Atom pudo responder más de lo que habíamos aportado anteriormente y sonreí en gratitud a su apoyo antes de ver que el muchacho lanzaba al grandulón un hechizo que, sin duda, dejaría sus repercusiones. Seguidamente acompañé yo también apuntando al muchacho con mi varita,q ue extraje del bolsillo de la túnica para murmurar un "incárcero" lo suicientemente rápido para que no tuviese tiempo de recuperarse enteramente del Sarmitus. Sonreí también con la misma complicidad que el feote me había lanzado hacía escasos segundos, aunque con más desprecio que la picardía que había ido antes en su mirada.

-
Te rechazo la propuesta. Además, he pateado y allí no hay nada.- solté el antebrazo de mi compañero para hacer un gesto de obviedad y mirar a un par de las chicas mayores que estaban entre las que cercaban la escena -Por si a alguna le daba curiosidad- resoplé y tironeé a Atom del brazo nuevamente, indicándole que no me apetecía ya estar metida dentro de aquella escenita, y me abrí paso entre el muro de gente con el prefecto tomado del brazo para que me siguiera fuera del Gran Comedor.

Caminamos fuera unos cuántos pasos lejso de la puerta y mirada de curiosos hasta que me detuve al pie de la escalera. Permanecí en silencio unos instantes mientras desviaba la mirada, visiblemente incómoda. Algo había de loq ue no quería hablar y que había acabado por no andar del todo bien. Cuando me decidí a volver a ver a los ojos del chico, ya tenía ese impulso más controlado, al menos por fuera.

-
Yo, eh...- levanté la muñeca derecha para mostrarle -necesito unas vendas, tengo en la común, y tú...tú debería cambiarte o algo así y...- le eché una mirada de pena y exhalé un largo suspiro -Siento que haya pasado todo eso, de verdad. La próxima vez transformaré la servilleta en una mariposa.- dejé escapar una pequeña risita antes de que se apagara un poco más y me encogí de hombros -Tú querías un café...te invito uno a Hogsmeade, si gustas. No quiero que esto quede como el final arruinado de tu domingo.-.


Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Gran Comedor

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares
» Gran Comedor v.9
» Gran Comedor v.11 | Tras el baile
» Gran Comedor | Baile de Halloween 1981
» Gran Comedor v.7
» Gran comedor

Deathly Hallows :: TV :: Zonas de Rol :: Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería :: Interior del Castillo :: Planta Baja

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.